«Por favor, no disparen»: registran ataque armado durante fiesta del Día del Niño en Colombia

La celebración del día del niño organizada por la Alcaldía de El Tarra, en Norte de Santander, en Colombia, se convirtió en una pesadilla tras escucharse la primera ráfaga de fusil que daba inicio al ataque armado contra una unidad militar ubicada a unos metros.
De inmediato, los más de 2 mil 500 niños, padres de familia y asistentes al evento, entraron en pánico y al unísono imploraban que cesara el hostigamiento.

«Por favor, dejen de disparar, hay muchas personas, muchos niños. Por favor, no disparen, no disparen», repetía una mujer a través de los altavoces del polideportivo donde permanecían resguardados.

Otros habitantes más osados decidieron salir del lugar y correr hacia el otro extremo de la población, lejos de la multitud y de la unidad militar.

«No era seguro quedarse en la cancha, los disparos se escuchaban muy cerca. Yo agarré a mi niña y a los hijos de una vecina y empezamos a correr. Los niños lloraban, tenían mucho miedo. Menos mal que no nos pasó nada», explica uno de los papás.

Sin embargo, esta misma suerte no la tuvo Karen Daniela Carrero Rivera, de 14 años de edad y su papá; y dos militares que también resultaron heridos. Los cuatro fueron trasladados vía aérea para recibir atención médica en Cúcuta.

El alcalde de El Tarra, Yair Díaz, condenó el ataque armado y envió un mensaje de solidaridad a los familiares de los heridos en la acción violenta.

El llamado es a todos los actores armados, para que de ninguna manera se vincule a la población civil y mucho menos a los niños y niñas en este conflicto.

Saquemos del conflicto armado a los menores, nada tienen que ver esta población con el conflicto», afirmó el alcalde.

Por su parte, el Ejército Nacional calificó lo ocurrido como un acto cruel, inhumano y lleno de barbarie, e informó que fue desplegado un dispositivo de seguridad en la zona para garantizar la seguridad a la población civil.

«Terroristas del ELN, en alianza criminal con el grupo armado organizado residual Estructura 33, atacaron con ráfagas de fusil y explosivos a la población civil, sin importar la presencia de niños, niñas y adolescentes», sentenció el general Fabio Caro, comandante del Comando Específico del Ejército en Norte de Santander.

La Defensoría del Pueblo llegó hasta El Tarra para acompañar a la comunidad afectada y exigir a los grupos armados respetar el principio de distinción.

«Exigimos que acciones de grupos armados ilegales mantengan al margen a la población civil, de manera particular cuando se trata de niños, niñas y adolescentes. Las organizaciones al margen de la ley deben respetar y aplicar el Derecho Internacional Humanitario (DIH)», señala la organización.

Por ahora, defensores de derechos humanos, líderes sociales y la población civil exigen al Gobierno Nacional y a las autoridades departamentales una salida pacífica al conflicto armado que se ha recrudecido en el Catatumbo y Norte de Santander durante los últimos meses.Las escuelas y colegios de El Tarra decidieron suspender las clases durante este jueves mientras se retoma la tranquilidad en la población.

Déjanos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.