China honra a México en Festival de hielo con escultura de la pirámide de Kukulcán

Normalmente, cuando tenemos la oportunidad de visitar la pirámide de Kukulkán nos estamos cocinando por culpa del calorón yucateco… y suena rarísimo pensar en aventarnos un recorrido con más de una chamarra. Sin embargo, se acaba de aparecer una versión que luce increíble y sobrevive a temperaturas bajo cero pues está hecha completamente de hielo.

Esta representación de la pirámide de Chichen Itzá está llevándose las palmas en China.

Se trata de una escultura, regalada por la Embajada de China, que anda participando en el famosísimo Festival Internacional de Nieve y Hielo que se celebra desde hace más de 60 años en la ciudad norteña de Harbin.

La pirámide de Kukulkán

Esta versión de la pirámide de Kukulkán es una réplica exacta de la que podríamos encontrarnos en Chichen Itzá.

A la pirámide de nueve niveles se le conoce también como el Templo de Kukulkán o El Castillo. Además de ser reconocible en todo el mundo y recibir miles de visitantes, fue reconocida —¿se acuerdan?— como una de las “Nuevas siete maravillas del mundo contemporáneo” en un concurso de 2007.

La escultura que se hizo completamente de hielo en Harbin fue un regalo de la Embajada de China en México para celebrar el 50 aniversario de la relación entre nuestros países.

Y además, ya aprovechando, la representación congelada que se construyó en este 2022, dicen, se trata de la primera escultura de hielo con temática de país latinoamericano que se presenta en el Festival Internacional de Nieve y Hielo de la ciudad de Harbin.

El Festival del Hielo en China

Así como hablamos de Chichen Itzá y las maravillas de visitarlo, también hay otro lugar que, a la distancia, vale la pena turistear.

Se trata del Festival de Nieve y Hielo en China que se realiza desde hace más de 60 años en la ciudad de Harbin, una pequeña capital que casi limita con los fríos de Siberia, entonces, es famosa por sus bajas temperaturas y sus hermosos colores gélidos.

El Festival dura poco más de un mes y las temperaturas pueden rasguñar los -38º C.

¿Y qué se puede hacer ahí? Además de ver esculturas hermosas como la de la pirámide de Kukulkán, también podríamos jugar hockey, aprender a andar en trineo, echarnos clavados al hielo, disfrutar de la comida o caminarle en medio de un congelado carnaval.

Con Información de Sopitas.

Déjanos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.