Se acabaron las oportunidades; Lozoya no podrá ser testigo colaborador, FGR alista acusación en su contra

Debido a que este jueves venció el plazo para la investigación complementaria en la causa penal 211/2019 en que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya ya reconoció haber recibido 10.5 millones de dólares como soborno por parte de Odebrecht, la Fiscalía General de la República (FGR) prepara la acusación formal por el caso de la firma brasileña.

Ya desde el pasado 3 de noviembre durante la audiencia del caso Agronitrogenados, fiscal Manuel Granados Quiroz, de la Fiscalía Especializada en Delitos Federales había señalado que “ninguno de los imputados ha cumplido con los requisitos para obtener un criterio de oportunidad”, razón por la cual la FGR procederá a solicitar el inicio de la etapa de acusación contra Lozoya Austin.

Una vez iniciada la siguiente etapa procesal, el juez de la causa otorgará al Ministerio Público Federal 15 días para presentar sus conclusiones de la investigación y proceder a enjuiciar a Lozoya Austin por haber recibido 10 millones 500 mil dólares como soborno por parte de Odebrecht, los cuales, según ha aceptado el ex director de Pemex, utilizó para cubrir gastos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, también para que en 2013 legisladores de diversos partidos aprobaran la reforma energética.

Por esto, la única manera de que Lozoya no sea acusado formalmente por el Ministerio Público Federal, es que el exfuncionario entregue las pruebas que dice tener para sustentar sus previas declaraciones antes de que la FGR solicite en inicio del proceso, pero que además, la Fiscalía acepte de nuevo el criterio de oportunidad y se decrete el sobreseimiento de la causa 211/2019.

Cabe señalar que el cambio de medidas cautelares que ahora lo tienen en prisión preventiva, lo forza a enfrentar las acusaciones por lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa, configuran un auténtico riesgo de fuga, por lo que sería improbable que se le permita llevar el nuevo proceso en libertad; pues además de los juicios por Odebrecht y Agronitrogenados, se le pueden acumular las causas penales relacionadas con otras denuncias que se han presentado en su contra.

Con información de La Jornada

Déjanos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *