Abogados aún estudian su expediente y Ricardo Anaya asegura que ya leyó mil hojas

Ricardo Anaya aseguró en sus redes sociales que él ya había leído las más de mil hojas que integran la carpeta de investigación que abrió en su contra la Fiscalía General de la República (FGR), sin embargo este lunes, un juez decidió posponer por segunda ocasión su comparecencia, debido a que la defensa del ex candidato presidencial aún no termina de leer la documentación.

La FGR busca imputar a Ricardo Anaya por el presunto soborno que recibió de parte del ex titular de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, por unos 6.8 millones de pesos, para apoyar con su voto la Reforma Energética del entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El exdirector de Pemex ha declarado que el panista y otros políticos se beneficiaron de una red de sobornos y desvío de fondos por miles de millones de pesos bajo esa causa.

Este lunes, Ricardo Anaya publicó en su cuenta de Twitter el último video de una serie en la que ha intentado persuadir a sus simpatizantes de que es inocente de las acusaciones que se le imputan. En uno de esos videos asevera que él ya leyó las más de mil hojas que componen el expediente.

“Yo creo que pensaban que no lo iba a leer, yo nunca fui el más simpático de la escuela pero siempre fui bien matado (…). En lo que sí se refiere a mí encontré un montón de pruebas… pero de mi inocencia, pruebas de lo corrupto y tramposo que es López Obrador”, expresó en el primer capítulo de su serie, en el que incluso calificó de “basura” la investigación de la FGR.

La audiencia quedó aplazada hasta el próximo 8 de noviembre, pues la defensa de Anaya pidió un nuevo plazo para poder estudiar el contenido de los documentos y preparar adecuadamente los alegatos correspondientes.

Se exhortó a la defensa a estar junto al imputado en la próxima sesión, que se llevará a cabo el día anteriormente mencionado a las 9:00 de la mañana, por lo que hasta ahora el ex candidato sigue gozando de sus derechos civiles.

En dicha videollamada estuvieron presentes el Juez de Control, Ricardo Anaya, su defensa, la Fiscalía General de la República, así como la Unidad de Inteligencia Financiera.

En la audiencia inicial del jueves 26 de agosto, el Juez federal del Reclusorio Norte le preguntó a Ricardo Anaya y a sus abogados desde qué lugar se conectó, pero no lo detallaron.

El periodista Arturo Ángel señaló que el Juez Gustavo Aquiles Villaseñor le recordó al panista que para la próxima audiencia, que se realizó este 4 de octubre, tenía que estar conectado desde México, y debía notificar su ubicación a la FGR y al tribunal.

En la última parte de la serie contra AMLO, Anaya ha dicho que el Presidente tiene una obsesión con él y que no se va a detener, por lo que ha decidido declararlo como culpable.

“En esta transformación de cuarta se persigue a científicos, pero no a narcotraficantes. Se libera al hijo de ‘El Chapo’ Guzmán, pero se condena a jueces o magistrados que hacen su trabajo. Los hermanos de López Obrador salen grabados recibiendo dinero y el Presidente los protege. Y aunque todas las pruebas lo contradicen, López Obrador ya decidió que yo soy culpable. 61 minutos dedicó a hablar de mí durante cuatro días consecutivos en sus mañaneras. Ya hasta lo escribió en su libro. O sea, según él, ya se ‘comprobó’. Esa es la palabra que usa en su locura, en su mundo alterno de los otros datos, un proceso judicial, que ni siquiera ha iniciado, ya es cosa juzgada y condenada. Pero además sé que la obsesión de López Obrador contra mí no va a parar”.

Con información de Polemón

Déjanos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *