Aunque no lo crean, AMLO y yo nos “llevávamos” bien, dice Fox y las redes le tunden por ortografía

Vicente Fox Quesada, expresidente de México, aseguró esta noche que llegó a llevarse bien con Andrés Manuel López Obrador, quien hoy ocupa el cargo de Presidente.

“Es de cuando López era chavo inocente y bueno. Mírenlo que querendón”, escribió Fox después de que le mostraran una fotografía en la que aparece abrazando al que hoy es Presidente de México. “Aunque no lo crean nos llevavamos bien y luchamos en la misma trinchera contra la Dictadura Perfecta”, añadió. En redes sociales lo criticaron por escribir la palabra “llevábamos” con doble “v”.

En agosto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador le deseó a Vicente Fox Quesada (2000-2006) que le fuera muy bien y que se recuperara luego de que él y su esposa Martha Sahagún dieran positivo por COVID-19.

Vicente Fox y Andrés Manuel son viejos adversarios políticos. En 2010, Quesada reconoció haber “cargado los dados” para impulsar la candidatura del panista Felipe Calderón Hinojosa en 2006, además de evitar que el otrora Jefe de Gobierno Capitalino, Andrés Manuel López Obrador, llegara a la silla grande.

Entre 2004 y 2006, López Obrador fue objeto de un proceso de juicio por presuntamente violar un amparo federal sobre un acto de expropiación de tierras en la Alcaldía Cuajimalpa, que estaba vigente desde el año 2000. Bajo el alegato de que el político tabasqueño había violado la ley deliberadamente e incurrido en un delito menor al construir una vía sobre territorio en pugna legal, el Gobierno federal encabezado por Fox lo denunció ante la Procuraduría General de la República y solicitó al Congreso de la Unión que le quitaran la protección (fuero) que evitaba que fuera juzgado como ciudadano y como funcionario público.

Como consecuencia del proceso de desafuero hubo movilizaciones en la capital del país (2005) y el escrutinio público calificó los hechos como un intento por sacar al candidato de izquierda de la contienda presidencial de 2006, puesto que mientras duraran las investigaciones y no hubiera resolución del caso, la ley impediría que López Obrador fuera candidato presidencial.

El 1 de abril de 2005, el Congreso de la Unión –impulsado por el PRI y el PAN– aprobó el desafuero y siete días más tarde el tabasqueño abandonó su oficina dejando a cargo al entonces secretario de Gobierno capitalino, Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez. Sin embargo, en medio del proceso de desafuero y pese a todos los esfuerzos, poco más de un mes más tarde, el 4 de mayo de 2005, la Procuraduría retiró los cargos en contra de López Obrador por un tecnicismo legal, justo después de que Fox anunciara un cambio de gabinete tras la dimisión del Procurador Rafael Marcial Macedo de la Concha.

Por esos años, López Obrador refirió que la forma en que se dieron los hechos reafirmaron lo que él decía desde un principio: “que el asunto con que se fueron [en su contra los panistas y priistas] no es de naturaleza jurídica sino política: inhabilitarme políticamente para que mi nombre no aparezca en las boletas electorales de 2006”.

Con Información de Sin Embargo

Déjanos tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *